sábado, 10 de diciembre de 2011

asociacion de vecinos de pescaderia nuestra señora de la paz con el apoyo de caritas paroquial santa maria de belen

Una asociación vecinal reparte 80.000 kilos de comida este año

Situada en Pescadería, Nuestra Señora de la Paz lidera el ranking solidario de los colectivos vecinales de la capital prestando ayuda a más de 2.000 personas
Rafael Espino / Almería | Actualizado 08.12.2011 - 01:00
 
1. Juan Torres, tesorero de la asociación vecina, muestra parte de los alimentos de los que disponen para repartir entre los vecinos que lo solicitan 2. El padre José Joaquín Cerezo, Josefa Torres, la presidenta, su madre Josefa, colaboradora y Francisco Cabrera, que organiza los deportes, colaboran con la asociación. 3. Salvador Ayala impartiendo clases.

"En cada reparto que nos hace la Cruz Roja hay que aumentar la petición de alimentos. La gente que viene a requerir nuestra ayuda aumenta de año de año, podría decir que en este han venido más que el doble que en el anterior", cuenta Salvador Ayala, director de Cáritas Parroquial en la parroquia de Nuestra Señora de Belén, en el barrio de Pescadería. Él acude todas las tardes a las depencias que la iglesia de la zona les ha dejado para desempeñar este trabajo. Es Hermano Mayor de Jesús, Señor de los Pobres, pero, además, da clases a vecinos del barrio mayores de edad y reparte la comida que le llega a la Asociación de Nuestra Señora de la Paz, de cuatro años de vida, y que en la actualidad preside su mujer, Francisca Torres, que a día de hoy tiene el solidario récord de liderar la agrupación de vecinos que más alimentos ha repartido de toda la capital. Este año ya han recibido cuatro repartos de Cruz Roja y otros tantos de Cáritas, lo que ha supuesto una cantidad de 80.000 kilos a repartir entre sus vecinos.

"Nuestro propósito es cambiar la situación que vive el barrio de Pescadería. Intentamos ayudarle desde que se fundara esta asociación, hace ya cuatro años, y lo mejor es que creemos que lo estamos consiguiendo", manifiesta Salvador. No le falta razón, pues ya tienen registrados en sus documentos a 365 familias que acuden para recibir alimentos e incluso otros productos de primera necesidad como ropa. "Ayudamos en lo que podemos", apostilla. La presidenta de la asociación afirma, incluso, que hay personas de otros barrios que acuden en su ayuda: "Yo, por ejemplo hace tiempo que no vivo en este barrio, pero conozco a gente que lo está pasando mal y se desplazan hasta aquí para pedir alimentos. Nosotros con mucho gusto lo hacemos". Con cuatro años de vida, esta asociación ya ha hecho grandes cosas por su barrio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada